Desgañitándome el gaznate con el pijama enfundado,
Al Green revienta el winamp con gorgoritos,
canto, le hago coros como en las películas,
debo de estar muy tonto, bueno… o enamorado

Pinté con el dedo en el aire mil corazoncitos
pasé otra noche de besos y amor con la almohada
borracho te dije al oido mil frases ridículas:
“¡qué buena que estás corazón!”, aun no te he puesto cara

Lo llamé por mil nombres, pero no atiné con el tuyo
yo ya no soy rocco sigfredi y lloro al ver la primavera
romántico y resbaladizo, con el corazón me masturbo
transfigurado lo percibo, cariño a veces, a veces ginebra

La estupidez de esta confusión me alimenta,
tus gracias, tus ricuras estrujo una vez sólidas,
el amor salió disimulado de su efímera envoltura
entre cleenex y sábanas me arropó la amargura

disimulo el sabor a tabaco con chicles de menta
y le tiro los trastos, borracho, a las horas perdidas
me enamoro de un sueño, una falda, no busco caricias
¿el amor es real?, tal vez no, pero es cierto que vicia

Anuncios