Bueno, pues ya que nuestra producción es escasa y tenemos por publicar açun un poema de los que nos envió kevinkeikole, nos aprovechamos de su generosidad y os lo servimos en nuestras paredes que son las vuestras:

Parece que con una vienen
las mil soluciones:
De ojo a ojo, un cristalino
hace un ser de cristal.
Este soy yo, inmóvil, y
dejo de actuar queriendo
y, ya sólo sigo, sin más.

Con un verde intenso veo
que nos seguimos, y ahí sigues,
y el ser de cristal también.
Está descubierto a drede
y es legible en reacción,
que cerca está tu cara
y que lejos mi razón.