Noches son que llaman días
entre la bruma del sueño y del debo
aguas, prisas y agonías
tú mismo llamas al Erebo
No más que llegas eres otro
vistiendo trajes de estudiante
de usuario o contratista de amistades
la vigilia del que aun sueña el presente
con paso preaprehendido y letárgico
el pagaré que hoy presté
sera deuda de un mañana amargo
cuando una vez más las noches
vuelvan a ser dias
buenos dias Don Amargo.

Comienza su andadura por la blogosfera una bitácora amiga, Short Tale Short (250 mg de inspiración), no dejéis de visitarla.

Anuncios