Trotando, trotando, trotando hasta Bremen
trotando o volando, volando en avión
vuela esta letra aunque sin música
más música sea pa´ tu corazón
alcohol de ciudad
inconscientemente confesables
de pudor, sudores y recuerdos
tennos aquí de circunferencias lineales
que nos trae gozo, perplejidades y
momentos
tu aroma, compadre, confunde
octubre con e-mailes malabares
al revés y sin remedio
que partiste es claro
que no estés, está jodiendo
aquí Maria-Fernanda
confortablemente aburrida
en las esquinas las cuatro
puntas de burdel
Montera tras el armario
aquellos pocos jueves hicieron tradición
mil veces olvidada, mil veces trasgresora
el vino, un banco, risas, quizá un tal Platón
rompíamos botellas para llegar a deshora
el alba que deshonra
al no madrugador trashumante
jerifaltes de caminos y graznidos
paso firme, paso figurante
de ellos juventud de niño
tres canas en la almohada
de blanco fingido
ariel, el ruido, las reglas
treinta toneladas tras un palillo
hoy como mañana
en Alemania
el mapa, el guiri de España
la debilidad de una pregunta
la sobriedad de un cubata
la geografía de un salchichón
la patria va volando en un Renault
para estos días mucha mierda
tocando va ya echar el telón
despedir al rey acomodador
viva el Monty “man que pierda”
muera fernando el costrol