el día que el monty llegó a bremen
no fue, precisamente, un día soleado.
su billetera, una mina de oro
su aleman algo descuidado
.*1

hace ya un mes
que por estos lares anda,
desfaciendo entuertos,
campeando temporales,
con su vieja bicicleta,
eludiendo las distancias.

conociendo gente nueva
de un modo disparatado
aprendiéndose por la noche cien nombres;
al día siguiente olvidándolos
para después saludar
sin conocer al saludado.

en la cabeza tiene aún,
clavados como un guijarro
*2
la cerveza de la tierra,
los yonkis del madrid sur,
los amigos de su barrio.

echa de menos el botellón, la comida
la familia, a los gitanos.

los alemanes no cumplen con su idea
son impuntaules, abiertos,
morenos y hasta guarros.
mas no hay tanta diferencia,
aquí los chungos, también piden un cigarro.

*1 (esa generacion bocapocista! que no muera)
*2 (ese Rafa!!)