en mi casa de plutón me forro a cola-caos en el verano
mientras oigo a mis vecinos que se montan una orgía en el rellano
aquel joven anciano bien sabía lo que era y no propio de la estación mentada.
forrarse a cola-caos, hundiendo el grumo, no es lo más grato, sin leche calentada
se chupaba los huevos, el muy guarro…
niñato capullo, deja de tomar cola-caos, gritaba el anciano recalentado.
¿no ves que estoy echando la siesta y los sorbidos de los grumos me la ponen tiesa?
a lo que lleva la edad anciana…
ni un James Stewart desmejorao
hubiera fichado tanto por la ventana
la pasión del efebillo por sorber el colacao
bajo un cielo fucksia burlando las leyes de la gravitación universal
un satélite y una playboy sublunar brindan homenaje al anciano onán
pero perdimos a Plutón el 22 de agosto de 2002
¡hombre al agua!, gritó entre grumos Pasachoff
hoy mi planeta es una suerte de polvo que guardo en una caja de madera virtual
miserias del espacio, cerezas en órbita, causas y efectos de un patético despertar