qué gran cosa tengo entre mis manos
recluida en un vaso de cristal
bebiéndola disfruto cada trago
y a mi hígado no le hace ningún mal
la requiero para todo lo que hago
ávido de vida y sediento lo consumo
después lo suelto en cualquier baño
del sudor de mi frente es el fruto
en las cavidades de mi venas lo llevo
forma parte de mi ser, tanto como mi sangre
si no está en mí, caigo enfermo
es como la comida para el que tiene hambre
la vida no vale nada sin ti “mr.Ron”
si no te encuentro soy un simple transeúnte
me haces más falta, incluso que el amor
el amor me frustra , tú me “subes”