asín la muerte se apodere de mi persona
como la paloma incrustada
en el asfalto de barcelona
el agua de sus fuentes es una guarrada
algas con forma de compresa se pegan en mi cara
busco el sol entre las nubes y la playa soleada
mientras el pequeño haseljolf en forma de quimi
nos da la chapa y se bebe nuestro mini
me agarro a una mierda por las noches
evidencia ciclotímica de mi etílico desgaste
biorritmos alterados bajo las ruedas de un coche
dichoso organismo “ticoso”; polla, pollaste
tropecientos jambos buscan perderse en las bragas de la chica
hermana no más del currela de telepizza
entre el mar y el cielo, el sol asoma
a veces madrid es también barcelona