Poema de fin de año, cubierto de confeti en nochevieja
suerte que no recordaré nada, ni este garito, ni a esta piba
(“si no eres Björk, ¿por qué llevas un pato en la cabeza?”)
yo al salir de casa tenía zapatos, ahora, pota por gomina


risas enlatadas, shakira, bisbal y pereza, polvo en el aire
bailo rozando el coma mientras riego a todos de cubata
brillo con luz propia, soy astro y, a la par, un puto desastre
tenía cuarenta euros al salir de casa, ahora, soga por corbata

exploro uno de los finales posibles de otro imposible año
bajo cremalleras con los ojos, tarareo las doce campanadas
escribo “amor” con mierda en la pared del cuarto de baño
tenía dignidad al salir de casa, ahora, bordillo por almohada

Esto nos hace enorgullecer hasta volvernos peligrosos :)

blogs-crecimiento-mas-veloz.jpg